PAPELITO HABLA: 3 TIPOS DE CONTRATOS EN BIENES RAÍCES

Cualquier tipo de inversión conlleva un riesgo y es preciso hacer una reflexión, ya que, si nos dedicamos a los bienes raíces, es nuestro trabajo aminorar esta amenaza y estar completamente conscientes de la gran responsabilidad que tenemos en nuestras manos. Parte del éxito de las negociaciones en este sector, es llevar a cabo un buen contrato que nos sirva como respaldo y nos asegure la realización correcta y eficaz de la operación a realizar.

Admin UBR

Escrito por:
Admin UBR

Tu mejor aliado en esta situación serán los métodos legales que nos facilitan y garantizan el buen funcionamiento de nuestras negociaciones en el sector inmobiliario. Es indispensable que conozcas acerca de estos temas, ya que te da un “plus” como inversionista y empresario, así como te permite ser realista y ver más allá del panorama en el cual se desarrollan tus negocios, aportándote mayor control de la situación.


A continuación, te mencionaremos 3 de estos contratos:
 
  • De compraventa: se trata de un acuerdo entre dos personas donde la principal finalidad es un ganar- ganar, es decir, se ejecuta cuando una de las personas decide otorgar a cambio de dinero un bien a otra persona, por mencionar algún ejemplo. (venta de un inmueble)

 

  • De arrendamiento de residencia: se realiza cuando el dueño de una propiedad decide rentarla a otra persona, en dicho contrato se estipulan clausulas y queda sujeto a las exigencias del dueño y su carácter imperioso.

 

  • De alquiler para la opción a la compra: se compone por dos subcontratos, el de alquiler y de compraventa, permitiendo que el inquilino por un periodo acordado pueda alojarse y arrendar la vivienda. Acabando este plazo se abre la posibilidad de que el inquilino pueda comprar el inmueble y del cual se descontarán los pagos efectuados hasta ese momento, por la renta del alquiler. Un contrato resulta ser beneficioso para ambas partes, ya que le permite al arrendatario vivir del alquiler, en lo que le es posible juntar el dinero para adquirir una casa propia; y claramente para el arrendador, ya que tiene su inmueble en renta con la prima como seguro, en lo que se vende.
 
Por: Reyna Santos del Muro
 

Descúbre el próximo artículo de UNIVERSIDAD DE BIENES RAICES

https://www.facebook.com/universidaddebienesraices/?ref=bookmarks

Opiniones de los medios

Universidad de Bienes Raices 2018 Todos los Derechos Reservados